Construcción de un wc seco

Llevabamos tiempo queriendo deshacernos de nuestro wc convencional y sustituirlo por un wc seco, así que aprovechando los días de confinamiento en los que nos quedamos sin materiales para otras cosas y teníamos tiempo para ponernos al día con todo lo que siempre íbamos dejando para luego, nos vinimos arriba y decidimos construir nuestro baño seco.

David se encargó de desinstalar el convencional y yo me lié a buscar restos de maderas que teníamos por ahí guardadas «porsi». La verdad es que da gusto cuando puedes construir algo nuevo con materiales que podrían considerarse basura. Vivir en el campo despierta tu lado mas diogenero (no creo que exista esa palabra…).

Aún así para mi es tan importante la belleza como la funcionalidad, me gusta rodearme de cosas bonitas y agradables, así que aunque fuera solo un wc y las maderas fueran retales aprovechados quería que tuviera un aspecto bonito, rústico y decorativo. Que, aunque al fin y el cabo es simplemente un cubo forrado y con tapa, resultase agradable de ver y no generase mas rechazo del que ya de por si generan este tipo de baños a algunas personas.

Os dejo imágenes del paso a paso para que os podáis hacer una idea de como lo hice. Es realmente sencillo aunque entretenido, y el resultado no podía gustarme mas.

Primero hice la estructura. El suelo, la parte trasera y la tapa. La parte de la tapa no está unida a la estructura, solo con las visagras, y se apoya sobre las cuatro «vigas» verticales.

El agujero tenía el mismo tamaño que la tapa de wc real. Esto suele ser un problema en los wc secos porque los cubos son redondos y las tapas de wc alargadas, y aunque hay tapas redondas a precio de oro nos conformábamos con reutilizar la de nuestro antiguo baño. Al final si fuera un problema basta con cambiar esa parte y listo.

Una vez acabado lo barnicé bien para que fuera repelente al agua y lo dejé secar hasta el dia siguiente.

El siguiente paso era forrarlo. Corté varias maderas de palets a la misma altura y fui colocándolas alrededor la estructura. En la parte de abajo están atornillados y para dejarlas unidas y con la forma correcta iba uniéndolas con cola de carpintero y sujetándolas con una cincha.

Pinté también toda esa parte para que quedara de un color mas uniforme y fuera también repelente al agua, mas que nada porque en el baño hay bastante humedad con la ducha, puede salpicarse del lavamanos o podría haber un accidente si falla la puntería jeje

Y una vez seco simplemente añadí la tapa del otro wc. Para mi gusto quedó super bonito, compacto y funcional, y además casi gratis porque lo hicimos todo con materiales que ya teníamos por casa!

Si tienes curiosidad por saber cómo funciona exactamente y verlo instalado ya en el baño, échale un vistazo a esta otra entrada: Porque utilizamos un wc seco y cómo funciona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.